¿Qué son las hemorroides y qué SÍNTOMAS tienen?

Qué son las hemorroides internas y externas

Con toda seguridad ya escuchaste esta palabra muchas veces, pero, ¿en verdad qué son las hemorroides? ¿Qué síntomas suelen presentar?

Veamos esto por partes y en detalle a continuación.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son vasos sanguíneos (venas) ubicados en los músculos lisos de las paredes del recto y el ano.

Son una parte normal de la anatomía y se encuentran en la unión donde las pequeñas arterias se fusionan con las venas.

Asimismo, la palabra hemorroides o almorranas también se refiere a una afección conocida como enfermedad hemorroidal, en la que dichas venas están hinchadas, dilatadas e inflamadas (similar a las venas varicosas en las piernas).

Algunas veces las paredes de estos vasos sanguíneos se estiran tanto y quedan tan delgadas que las venas se abultan y se irritan, especialmente al defecar.

Esto puede resultar en dolor, comezón, irritación, ardor y a veces sangrado – estos síntomas indican una inflamación.

Las estadísticas muestran que casi el 75% de los occidentales tendremos inflamación de las hemorroides en algún momento de nuestra vida.

Los tipos de hemorroides

Las hemorroides se clasifican según su ubicación en relación con la línea pectínea, el punto de división entre los dos tercios superiores y el tercio inferior del ano.

Esta es una distinción anatómica importante debido al tipo de células que recubren las hemorroides y a los nervios que proporcionan la sensación.

Existen dos tipos de hemorroides según sea su localización: internas y externas.

1. Hemorroides internas

Las hemorroides internas están localizadas por encima de la línea pectínea y están cubiertas con células que son las mismas que las que recubren el resto de los intestinos.

La inflamación de las mismas ocurre en la parte inferior del recto y son típicamente indoloras, incluso cuando producen sangrado.

Pueden volverse dolorosas cuando salen hacia afuera del ano luego de hacer algún gran esfuerzo, al defecar, por ejemplo (también se dice que han «prolapsado»).

Cuando las hemorroides prolapsan, suelen provocar comezón e irritación.

2. Hemorroides externas

Las hemorroides externas surgen por debajo de la línea pectínea y están cubiertas con células que se asemejan a la piel. Es decir, se desarrollan debajo de la piel alrededor del ano.

Como dificultan la limpieza del ano y las zonas adyacentes, pueden causar picazón y otras molestias. Si se llega a formar un coágulo de sangre dentro de una hemorroide de este tipo, puede presentarse un dolor severo e intenso.

Las hemorroides son una de las causas más comunes de sangrado rectal. Rara vez son peligrosas, pero es necesario ver a un médico para asegurarse de que no se tiene una afección más grave.

¿Cuáles son los síntomas de hemorroides inflamadas?

Hay algunas diferencias en los signos según sean internas o externas.

1. Los signos de las hemorroides internas

Lo cierto es que las hemorroides internas están lo suficientemente lejos dentro del recto como para que tú pueda verlas o sentirlas.

Generalmente no duelen, ya que tenemos pocos nervios sensibles al dolor en esa zona.

Los síntomas de las hemorroides internas incluyen:

  • Sangre en las heces, en el papel higiénico después de limpiarse o en el inodoro.
  • En ciertos casos, tejido que sobresale fuera de la abertura anal (prolapso). Esto puede doler, a menudo cuando se defeca.

Quizás podrías ver las hemorroides prolapsadas como protuberancias húmedas que son más rosadas que el área circundante.

Muchas veces vuelven a entrar por sí solas. Incluso si no lo hacen, a menudo pueden ser empujadas suavemente de nuevo a su lugar.

2. Los signos de las hemorroides externas

Como las hemorroides externas están debajo de la piel alrededor del ano, donde hay muchos más nervios sensibles, por lo general pueden doler bastante.

Los síntomas más frecuentes incluyen:

  • Dolor.
  • Sangrado.
  • Comezón.
  • Hinchazón.

En ciertos casos, un coágulo de sangre (trombo) puede manifestarse dentro del vaso sanguíneo inflamado, algo que se conoce como hemorroide trombosada.

Una hemorroide trombosada aparecerá como un bulto en el borde anal, sobresaliendo del ano, y será de color púrpura o azulado oscuro debido al coágulo.

Puede doler, picar y sangrar. Cuando el coágulo se disuelve, podría quedar un poco de piel sobrante, la cual puede irritarse.

Una hemorroide no trombosada aparecerá como un bulto con textura gomosa. Con frecuencia, aparece más de una hemorroide inflamada al mismo tiempo.

Por hoy fue todo, pero en breve te traeré más informaciones y consejos para mejorar la inflamación de hemorroides.

¡Gracias por visitar mi web!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Roberto Gutiérrez | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Hostinger | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.