Los 4 GRADOS de Hemorroides [Signos y Características]

GRADOS de Hemorroides

Las hemorroides son una enfermedad proctológica común caracterizada por vasodilatación en el ano. Los vasos se deforman, se lesionan. Se diagnostica vulneración de la funcionalidad de los órganos internos. La enfermedad se está desarrollando rápidamente, por lo que debe comunicarse con un proctólogo lo antes posible para diagnosticar y comenzar el tratamiento.

Según las estadísticas médicas, las hemorroides se diagnostican en cada cuarto paciente. La enfermedad se desarrolla tanto en personas jóvenes como en personas mayores. Con los cambios relacionados con la edad, se interrumpe el trabajo de los órganos internos y el tracto digestivo. En la mayoría de los casos, los pacientes recurren al proctólogo incluso cuando la afección ha empeorado y se ha alterado la forma de vida habitual.

Para un tratamiento eficaz, se utilizan velas, ungüentos y geles de la medicina tradicional, que también son eficaces para las hemorroides. Se realizan procedimientos, después de lo cual las neoplasias mueren. En las últimas etapas, el tratamiento farmacológico no tiene sentido. Se requerirá cirugía para prevenir el desarrollo de la enfermedad. Hay cuatro grados de hemorroides, que conllevan diferentes riesgos.

Tipos de hemorroides

Las hemorroides se desarrollan cuando hay un exceso de circulación sanguínea en el ano. Hay cuatro etapas de la patología, que tienen diferentes etiologías, síntomas. Se diagnostica en el diez por ciento de las personas, y en la mitad masculina de la población, la enfermedad se considera más común. Las hemorroides son comunes en personas en edad laboral.

Características de las hemorroides

Las hemorroides son venas varicosas en los intestinos. La abertura anal de una persona se considera la entrada al recto. La longitud del intestino es de 14 a 18 cm y las hemorroides se encuentran alrededor del ano.

La hemorroide consta de membranas mucosas, cavidades, venas y arterias que están interconectadas. Cuando se observan venas varicosas patológicas, se desarrollan hemorroides. Por localización, se distinguen las hemorroides internas, externas y combinadas.

InternasExternasCombinadas
Se caracteriza por un aumento patológico de hemorroides en el recto. 
En las primeras etapas, es difícil de diagnosticar.
Las hemorroides externas son más fáciles de identificar incluso con el examen y la palpación iniciales. 
Las hemorroides se encuentran debajo del tejido blando alrededor del ano.
Se acompaña de una vulneración de la salida de sangre en las hemorroides externas e internas. 
El período de rehabilitación será más largo que con los tipos de patología anteriores

Por naturaleza, los proctólogos distinguen entre formas agudas y crónicas:

  1. La forma aguda de hemorroides se acompaña de sangrado por el ano, dolor intenso, aumento del tamaño de las hemorroides.
  2. La forma crónica o remisión es casi asintomática, no presenta manifestaciones.

Cada forma o fase de una enfermedad proctológica requiere una atención especial y un enfoque individual.

Hemorroides grado 1

Las hemorroides de primer grado son las mas tranquilas. Su principal característica es que, así como aparecen, pueden desaparecer y algunas veces el paciente ni siquiera se da cuenta que las tiene.

Al principio, las venas hemorroidales muestran un ligero aumento en número y tamaño, pero sin proyección externa.

El síntoma más frecuente del primer grado es la secreción de moco por el ano, que se puede observar en el papel higiénico durante la higiene o en la ropa interior.

Posibles soluciones

En principio, el tratamiento no implica intervención quirúrgica, ya que las hemorroides no se proyectan fuera del ano.

Algunos cambios simples, como una dieta rica en fibras, líquidos y saneamiento adecuado, sin el trauma constante del papel higiénico, son capaces de revertir la condición.

La idea es mejorar la consistencia de las heces para que la evacuación cause el menor trauma posible a las venas de la región anal, reduciendo así las molestias, la hinchazón y el sangrado.

Si, incluso con estas acciones, las hemorroides aparecen y causan dolor o cualquier otra molestiaes posible mitigar esta condición utilizando ungüentos específicos.

En esta etapa de la enfermedad, todos estos cuidados contribuyen a evitar la evolución del problema.

Hemorroides grado 2

Entre el primer y segundo grado, los síntomas de las hemorroides parecen ser los mismos.

La diferencia con relación a las anteriores es su dilatación y que, debido al esfuerzo que llega a hacer la persona a la hora de evacuar, pueden prolapsar (salir fuera del ano).

De todos modos, esta proyección ocurre sólo durante la evacuación y por poco tiempo. El tejido vuelve al ano espontáneamente.

También puede notarse una secreción más frecuente de moco por el ano y a veces sangrado al evacuar, que se puede observar en las heces del inodoro o en el papel higiénico.

Posibles soluciones

Además de los cambios en la dieta, como en el primer grado, el médico puede recomendar el tratamiento con bandas elásticas, que es indoloro y bastante efectivo.

En la base de las venas hemorroidales dilatadas se colocan bandas elásticas para cortar la circulación, lo que provoca que las hemorroides inflamadas caigan de forma natural durante la evacuación al cabo de unos días.

En esta etapa, el uso de ungüentos específicos para tratar las hemorroides todavía ayuda a aliviar el malestar del paciente.

Este tipo de medicamento tiene componentes con efectos anestésicos y secantes, lo que ayuda a combatir el dolor causado por las hemorroides.

Hemorroides grado 3

Las almorranas de tercer grado ya empiezan a considerarse avanzadas y debemos tener cuidado con las mismas.

No sólo por su inflamación, la cual es mucho mayor que en las anteriores, sino también por la exteriorización de las hemorroides, que no regresan al ano espontáneamente, como en el grado anterior.

Lo que caracteriza este tercer grado es la hora de usar el baño, en que el paciente puede sentir que la hemorroide ha salido, necesitando empujarla hacia el ano con su propia mano.

Síntomas como sangrado, picor anal y molestias se sienten con mayor intensidad en esta fase, no sólo durante la evacuación.

Posibles soluciones

Lo mejor en estos casos es acudir a un especialista para una evaluación y ver si se puede hacer algún tratamiento que no sea una cirugía de hemorroides.

A diferencia de los grados anteriores, los cambios en los hábitos que involucran dieta, ejercicio y alternativas de higiene no suelen ser suficientes.

Aquí es cuando el médico y el paciente comienzan a considerar las mejores alternativas para la intervención quirúrgica.

Hemorroides grado 4

Estas directamente son consideradas las almorranas más severas, ya que se encuentran completa y permanentemente prolapsadas, causando mucho dolor.

La molestia del paciente es más intensa porque el prolapso hemorroidal no regresa de ninguna manera al canal anal, ni siquiera con la ayuda de las manos.

En la última y más grave etapa de las hemorroides, no hay mucho que hacer en términos de dieta e higiene local.

Además, el sangrado rectal pasa a ser un signo típico y muy frecuente.

La sangre puede gotear en el inodoro al usar el baño o puede estar presente en el papel higiénico después de una evacuación intestinal.

Para llegar a este cuadro clínico, probablemente el paciente no puso atención en síntomas previos como los que ya mencioné.

Además, a menudo por miedo o vergüenza del diagnóstico, los pacientes con hemorroides internas posponen el tratamiento médico hasta el límite, cuando se vuelven irreductibles.

Posibles soluciones

En estos casos, la única solución posible es una cirugía.

La buena noticia es que existen diferentes opciones y alternativas para aquellos que tendrán que enfrentar la intervención. No todo se trata de procesos dolorosos, vale la pena mencionarlo.

La más frecuente es la cirugía tradicional, llamada hemorroidectomía, en la que se extirpan totalmente las venas inflamadas.

Otra posibilidad, menos invasiva, es el grapado de hemorroides, una técnica que bloquea la circulación sanguínea en la región.

También existe la técnica THD (desarterización hemorroidal transanal) que evita algunos de los mayores temores de los pacientes: cortes en la región anal y recuperación dolorosa.

Esta cirugía se realiza con Doppler, un dispositivo de ultrasonido que ayuda a los médicos a bloquear las venas dilatadas, cortando el flujo sanguíneo que irriga las hemorroides.

Por el momento fue todo. Espero que esta entrada sobre los grados de hemorroides te haya sido de bastante utilidad. En breve te presentaré algunos consejos para que te mejores.

Métodos de tratamiento

En el tratamiento de las hemorroides, se utilizan los siguientes métodos:

Etapa de hemorroidesTratamiento
Grado 1Cremas, geles, supositorios rectales, fármacos, escleroterapia, fotocoagulación, diatermocoagulación Bicap
Grado 2Escleroterapia, medicamentos, fotocoagulación, ligadura de anillos de látex, sonda de calor, corriente ultroide
Grado 3Tratamiento farmacológico, ligadura de anillos de látex, corriente ultroide, hemorroidectomía
Grado 4Hemorroidectomía, fármacos flebotrópicos

Deja una respuesta